¿Cómo sistematizar la cuenta de multiplicar?

El cálculo algorítmico es una modalidad de cálculo que los alumnos tienen que dominar progresivamente pero que convive y se integra con otras modalidades, como el cálculo mental y con calculadora. En tercer grado se avanza en el dominio de cálculos de multiplicación basados en estrategias que implican la descomposición aditiva de los números y el uso implícito de las propiedades de la multiplicación.


Por ejemplo, para calcular 235 x 3, los niños podrán resolver de la siguiente manera:

200 x 3 = 600

30 x 3 = 90

5 x 3 = 15

600 + 90 + 15 = 705


Entre tercero y cuarto grado también se avanza en la sistematización del algoritmo vertical de multiplicación, que no se basa en la descomposición aditiva de los números sino en la característica posicional de nuestro sistema de numeración.

En este algoritmo se multiplica teniendo en cuenta los agrupamientos en base 10 de nuestro sistema de numeración. En el ejemplo anterior, se piensa en “3 x 3” que implica en realidad “3 x 3 grupos de 10”,  o “3 x 2” para calcular “3 x 200”. Si bien este procedimiento algorítmico puede considerarse más práctico, o más familiar para los adultos que aprendieron de esa forma,  comprender su funcionamiento no es tan sencillo, ya que demanda el reconocimiento de las propiedades de los números y cómo las mismas se ponen en juego específicamente en este algoritmo, proceso que los niños aún están transitando en este tramo de la escolaridad.


Se espera que en tercer grado ambos procedimientos convivan en la clase, proponiendo a los alumnos compararlos para favorecer su comprensión. También se espera que los recursos de cálculo mental de los que los niños disponen sirvan para controlar la pertinencia de los resultados obtenidos de manera algorítimica y que los alumnos  puedan tomar decisiones con respecto a en qué casos es más conveniente resolver un cálculo mentalmente, con calculadora o empleando algoritmos, en un proceso  que involucra a los niños de manera activa en su aprendizaje.